BODA EN MAGNA GARDEN MURCIA – ELENA Y RUBÉN

Elena y Rubén decidieron casarse por lo civil a mediados de octubre con una boda en Magna Garden Murcia, un lugar ideal que combina el diseño con lo natural. El lugar perfecto para estos novios que querían una boda romántica con toques vintage y llena de detalles.

Empieza nuestra jornada en Murcia en casa de los padres de Rubén a primera hora de la mañana. En la casa tienen puesta la TV Murciana y podemos leer el rótulo «ADN, el murciano perfecto» ¡Vamos a comprobarlo!  

Parece que sí! Rubén nos sorprende por lo cachas que está pero también porque es un tipo afable, tranquilo y con muy buen carácter. Anoche sus amigos le secuestraron e hicieron que se acostara muy tarde. A pesar del sueño que arrastraba y con el estómago vacío, no hizo un mal gesto y nos lo puso todo muy fácil.

Dejamos descansar un poco a Ruben y nos vamos a ver a Elena , la novia.

Nos paramos en los detalles que dan personalidad a esta boda, nos percatamos de la sintonía de todos ellos. El vestuario, las flores y el peinado van en sintonía. Elena es dulce y elegante , ha preparado meticulosamente todo los detalles que iremos viendo, esta promete ser una boda muy bonita.  

Vamos al lugar del evento, Magna Garden en Murcia. Allí es donde se celebra la ceremonia y el cocktail en el jardín con música vivo. Un grupo de soul fantástico.

Nos sorprende el sitio, desde fuera no se aprecia lo que vamos a descubrir en su interior. Los detalles visten de romanticismo este lugar. Los invitados van llegando. Elena irá con su padre en Vespa y Rubén en un flamante deportivo rojo. 

  Y aquí empieza el cocktail. Rubén y Elena optaron por un cocktail «largo» en el jardín, con música en vivo. El buen tiempo acompañó a la pareja y salió todo perfecto.  

Los invitados entraron al salón donde se celebrará el banquete. Nosotros aprovechamos para captar la complicidad de la pareja durante la espera, los dos solos.  

En el salón, más detalles que nos sorprenden, como el «kit de supervivencia para bodas» Tiritas, Almax y otras cositas. Pero para sorpresas las que se vivieron durante la comida. Los amigos y amigas de la pareja tuvieron un protagonismo especial con regalos y bailes , todos , menos «la pelusa» , prohibida en esta boda.

  Os copiamos la idea Pelusa NO!  

Y esta ha sido nuestra crónica de boda en Magna Garden , nos veremos con las pareja tras su viaje de novios para hacer la sesión de fotos postboda.

Recomendable 100%. Desde el minuto uno te transmite ese buen rollo que hace falta en momentos de nervios y hace que todo salga rodado. Su trabajo es justo lo que buscaba, original, romántico y con un toque divertido, se amoldó muy bien a mis preferencias y supo captar mi idea, además de un buen profesional es una persona excelente.

Elena