BODA EN JARDINADE – DIEGO Y MARIA

Os traemos las imágenes de la boda de María y Diego. Ya nos conocimos en la sesión preboda con la que preparamos su libro de firmas, eso nos facilitó mucho las cosas el día de la boda. Una boda muy bonita, un 5 de septiembre con una ceremonia muy emotiva celebrada en la Basílica de Santa María en Alicante.

La novia llegada en carruaje de caballos , en el interior de la iglesia un dúo rociero. El banquete y la fiesta fue spectacular en la carpa de la Finca Jardinade que protegió a los invitados de la lluvia.

Nos recibe Diego, el novio, nos invita a pasar. Toda la familia está expectante porque es el primer miembro de la familia que se casa. Tamara, su hermana , le hace entrega de un mensaje escrito por su novia María.  Diego lo lee,  antes de encontrarse en el altar, muy emocionado.  

Nos vamos a casa de María , también en Alicante. El tiempo está raro,  a ratos caen cuatro gotas contadas. En casa de María también están muy expectantes por todo lo que va a suceder durante el día, también es la primera que se casa. María es una de las novias más jóvenes que hemos tenido, veintitrés hermosas primaveras.  

  En la Basílica de Santa María está todo listo para recibir a la novia que llega en carruaje de caballos por las calles adoquinadas del casco antiguo que acceden a la Plaza de Santa María.    

La entrada a la iglesia. Este es el momento tan esperado del que Diego nos habla en este vídeo La ceremonia en la iglesia fue solemne y con grandes momentos que protagonizaron Tamara y Aurora, las hermanas de los novios, con unas emotivas lecturas. El duo de guitarra y voz que intervino  también nos puso los pelos de punta.  

Ya casados, decidimos dar un paseo con ellos cerca de Santa María, por el barrio de Alicante y la Esplanada, para realizar unas fotos y vídeo de los dos solos.. Momento de hacer una parada, tomar algo y que la pareja se mire a los ojos , respire coja impulso de nuevo para la fiesta.  

En la Finca Jardinade todo está listo para recibir a invitados y novios. Y también para recibir a la lluvia. El cocktail se celebró en los jardines de exterior sin ningún problema, y ya durante la cena , se puso a llover muy fuerte. Todo estaba montado bajo la carpa así que la fiesta se desarrolló con total normalidad.  

  Y así pasamos este día. María y Diego se fueron de viaje de novios y a la vuelta del viaje, nos vimos para hacer unas fotos de postboda en la paya que nos quedaron bonitas y elegantes, como son ellos.